Agónica, luchada, emocionante y, sobre todo, trabajada, así se podría definir la victoria del C.D. Heidelberg Mr. Kale en su debut ante el UBE Lilla Grau en la Superliga Femenina 2, por un apretado 2-3 (15/25 25/22 21/25 27/25 15/17).

Tras un comienzo arrollador, las de Santi Guerra se hacían con el primer set por un claro 15/25, sorprendiendo al conjunto castellonense que se veía superado en todas las facetas del juego.

En el segundo parcial las colegiales bajaron la intensidad y los numerosos fallos en el saque las condenaron a perder el set por 25/22. Tras un nuevo cambio de pista las canarias volvían a meterse en el partido y conseguían ponerse por delante, tras imponerse en la tercera manga por 21/25, un set con muchas alternativas.

En el cuarto se llegó a un final apretado, con posibilidades para ambos equipos. Con 24 a 25 el Heidelberg tuvo balón para ganar el partido, pero las castellonenses hacían valer su experiencia y lograban forzar el quinto set con el 25/27 final.

El equipo colegial acusó la pérdida de esta cuarta manga y pronto el Lilla Grau tomaba ventaja en el set definitivo, poniéndose con un 14-11 que hacía presagiar lo peor para las visitantes.

Sin embargo, en ese momento surgió la figura de Javiera Plasencia y con una gran seguridad en el saque y una acertada dirección en el ataque, capitaneado por Asly Antivero, las del Heidelberg lograban la remontada imposible y se apuntaban la victoria en el set y en el partido por 15/17.

De esta manera, el C.D. Heidelberg lograba sus dos primeros puntos en el Grupo B de la Superliga Femenina 2, que tendrá continuidad el próximo fin de semana en Gran Canaria, ante el Voley Ciutat Cide.