Dos suspensiones por lluvia marcaron una jornada en la que ganaron el cadete A y B, el infantil Azul y el alevín Rojo, y en la que perdieron el juvenil A y el benjamín.

En un partido muy reñido y de gran calidad por parte de ambos contendientes, nuestro juvenil A perdió por 2-3 con el Sayre A.

Los parciales fueron 19-25,  25-23, 25-23, 19-25 y 10-15.

El cadete A mantiene su buena línea de resultados y en el choque ante el San Roque-Batán ganó por un cómodo 3-0.

El cadete B logró resolver su compromiso ante el Siete Islas por 3-0, en tres parciales que supo controlar bastante bien para vencerlos por 25-20, 25-19 y 25-14.

El infantil Azul mostró una gran versión para resolver su envite con el San Roque-Batán por 1-3. En los tres parciales que ganó dejó a su oponente en 14, 15 y 13 puntos.

El alevín Rojo hizo un buen despliegue de técnica para imponerse al Sayre A por 0-3 en un partido en el que no pasó ningún apuro.

Las pequeñas del benjamín no pudieron hacer nada para dar la sorpresa ante el San Roque-Batán y perdieron por 3-0.

La pena de la semana vino por la suspensión por lluvia de los partidos que debían jugar el alevín azul, que se medía al Guía en el norte de la isla, y el infantil rojo, que jugaba con el Claret Azul en Rabadán.