Nuestra sección de fútbol tenía muchas ganas de retornar al tapete verde y por fin este fin de semana lo pudo hacer con un saldo de dos victorias, tres derrotas y un empate.

Nuestro equipo juvenil volvió a la competición por la puerta grande, pues en el Manuel Betancor logró deshacerse del Lomo Blanco B por 2-1.

De esta forma seguimos en la zona alta con 25 puntos por lo cual podemos seguir soñando con el ascenso a la primera categoría.

El infantil preferente sumó tres importantes puntos al vencer al Corazón de María por 2-1 y se coloca a 6 puntos del posible descenso dentro del grupo II de la categoría preferente.

El alevín A no pudo sorprender al Villa de Santa Brígida y perdió por 4-2 en su visita a Los Olivos.

El alevín B buscó todas las formulas para doblegar al Arucas C, pero finalmente perdió por 1-2 y rompió su racha de imbatibilidad ante un cuadro que suma un seis de seis en su casillero.

El benjamín A cosechó un meritorio punto al empatar a dos con el Victoria, que es uno de los conjuntos más potentes del grupo II de preferente.

Por último, el benjamín B cayó por 7-1 con el Arucas C, que únicamente ha perdido 1 de los 6 partidos que ha jugado en este curso liguero.