El precadete y cadete insular cosecharon dos destacados triunfos que les consolida cómo equipos que intervendrán en la Serie A. El preinfantil también puntuó en positivo en la pista del Canterbury.

El júnior, en el Pabellón Nicolás González de Ingenio, se impuso a los anfitriones por 27-90 y se mantiene firme en su afán de acabar en la zona alta del grupo B .

El cadete insular consumó una importante victoria en Valsequillo por 69-81 y con ello consuma su clasificación para la serie A al acabar como segundo de su grupo.

El precadete supo sufrir para doblegar al Telde Basket Tara por 73-67 en un envite que estuvo marcado por el equilibrio y las alternativas. Con este triunfo acaban como líderes del grupo B dentro de la primera fase de la competición.

El preinfantil, en la complicada cancha del Canterbury, sumó dos nuevos puntos al vencer a los Lions por 26-53 en un partido en el que supieron marcar el ritmo que más les interesaba.

En canasta pequeña y en las Instalaciones Pepe Armas de Siete Palmas primaron las derrotas de los tres que participaron en esta ocasión. El prebenjamín Rojo cayó con el Agüimes por 7-20.

El Azul, que tuvo como contrincante al Fénix, sucumbió ante el mayor poderío físico de su adversario por 27-16.

Por último, el benjamín, en un partido muy reñido, no pudo con el Gran Canaria Claret y perdió por 27-25 en una confrontación en la que los nuestros fueron de menos a más.