Con cuatro victorias y cuatro derrotas cerró este fin de semana la competición de base la sección de baloncesto en los choques que permitió la lluvia que se pudieran desarrollar.

El cadete, en su desplazamiento a Vecindario, logró tumbar al Santa Lucía Basket por un claro 38-71 y continua con su buena racha en este curso.

Nuestro infantil femenino recuperó su ritmo competitivo sumando una importante victoria en su visita al Santa Lucía Basket por 30-67 en un choque que siempre supieron controlar.

El infantil masculino estuvo cerca de dar la sorpresa en su visita al Siete Palmas, y después de un choque muy reñido y cargado de equilibrio perdió por un ajustado 50-49.

El preinfantil no pudo hacer nada para intentar dar la sorpresa ante el Canterbury y al final de los 40 minutos de juego los del Lomo Diviso lograron cerrar el marcador por 20-70.

El benjamín, en un final de infarto, derrotó al Gran Canaria Claret por un punto.

El prebenjamín, el equipo Amarillo se impuso al Siete Palmas con claridad. El equipo Azul perdió con el Gran Canaria Claret. Por último, el conjunto Rojo se vio superado por el Canterbury.

Destacar que por la mala climatología, el sábado por la mañana, se tuvo que suspender los partidos del preminibasket femenino, del preminibasket masculino y del minibasket.