La maquinaria de nuestros equipos de fútbol base sigue a pleno rendimiento y de esta forma ya todos nuestros representantes están  enfrascados en el objetivo de hacer un buen papel este viernes, sábado y domingo.

Nuestro juvenil volverá a jugar en el Manuel Betancor este viernes a las 20.30.

El Cerruda, nuestro adversario, nos supera en dos puntos en la tabla clasificatoria.

Para el sábado el menú competitivo nos ha deparado tres contiendas.

A las 9.00, el alevín B intervendrá en el Elías Rizkallal ante el Arucas B. Este choque tiene pinta de que puede estar marcado por el equilibrio de fuerzas.

El turno del infantil está planteado para las 12.00 en el Manuel Betancor.

Las Mesas Huracán será el contrincante a derribar. Nuestro oponente esta en la zona alta de la clasificación.

Las 17.00 es la hora de arranque del Simusetti-Heidelberg de categoría cadete. En este duelo, ante un conjunto de la zona media, el reto es puntuar.

La jornada dominical la cerrarán el benjamín, que en Arucas tratará de vencer al equipo norteño a las 9.00.

Sumar en el campo norteño es complicado porque es uno de los bloques que lidera la clasificación.

El alevín A recibe, a las 9.30, al Simusetti en nuestras instalaciones de Barranco Seco.

Nuestro equipo supera en dos puntos al bloque que juega en La Mayordomía.