El júnior, el precadete masculino, el preinfantil, el minibasket femenino, el preminibasket y el prebenjamín Amarillo alcanzaron unas destacadas victorias para la sección de baloncesto y esto les hace permanecer firmes en sus objetivos clasificatorios.

El júnior alcanzó un triunfo con mucho mérito ante el Agüimes en las instalaciones de Barranco Seco.

Nuestro bloque ganó a uno de los mejores adversarios de la competición por 71-62.

El cadete autonómico recibió la visita del Canterbury. Ante el líder de la Liga Canaria nuestro conjunto perdió por 35-86.

El cadete insular también se midió al Canterbury en el Lomo Diviso. En esa ocasión se cayó por 83-51.

El precadete, en el Pabellón Miguel Solaesa y después de protagonizar una destacada remontada, logró vencer al Siete Palmas Gris por 86-78.

Con este triunfo prácticamente certifica la primera plaza dentro de la segunda fase de la competición.

Nuestras chicas de la generación del 2007 perdieron ante el Telde Basket Tara cadete por 66-38.

El Pabellón Miguel Solaesa acogió una doble contienda en la mañana del sábado contra el Herbalife Gran Canaria Claret.

Dentro de la competición infantil ganaron los claretianos por un incontestable 47-93.

A nivel preinfantil, la decoración fue completamente diferente, pues los dos puntos los sumaron nuestros chicos del 2009 al vencer por 81-31.

En canasta pequeña y en las Instalaciones Pepe Armas también hubo un amplio calendario de choques.

El minibasket femenino tuvo como opositor al Baloncesto Santa Brígida. Finalmente vencieron a las de Las Medianías por 23-57.

Su balance es de seis triunfos y seis derrotas a estas alturas del curso.

El preminibasket se enfrentó a un complicado Goleta. Los chicos del 2011 ganaron a los de Arucas por 50-27.

Tras ganar este choque está empatado a once victorias con el Siete Palmas en la segunda plaza de la competición.

El calendario lo cerraron los tres prebenjamines. El Amarillo se impuso al Ingenio por 32-16 y sigue como segundo empatado con el Canterbury con ocho victorias.

El Rojo se vio frenado por el mayor potencial del Santa Lucía Basket y perdió por 12-44.

El Azul, por último, no pudo hacer nada ante la diferencia física del Gran Canaria Claret y  su marcador reflejó un 10-41 en contra.