El cargado calendario de partidos que tuvo nuestra sección de baloncesto en este pasado fin de semana deparó más victorias que derrotas para nuestros canteranos y canteranas.

Los júniors perdieron en su visita al Esbisoni. La cita disputada en el Colegio Laurisilva acabó con un 75-65 a favor de los jugadores de la entidad de La Paterna.

El cadete desarrolló un buen trabajo ante el Canterbury, pero finalmente se vio superado por los jugadores del Lomo Diviso por un tanteo de 61-75.

Los precadetes, que llegaron a ir 20 puntos abajo, lograron tirar de épica para vencer al Siete Palmas Gris en un final de infarto por 65-61.

Las infantiles tuvieron que realizar un gran esfuerzo para doblegar al Gran Canaria Pintadera en el Anexo al Pabellón de La Vega de San José. Las jugadoras del año 2007 ganaron por 53-66.

El infantil masculino, por su parte, logró derrotar al BSB en su retorno a la competición oficial. Su triunfo fue por 87-54.

El conjunto preinfantil no pudo frenar el potencial del Gran Canaria Iberia y de esta forma perdió en La Vega de San José por 69-19 ante uno de los bloques favoritos al título liguero.

A nivel de canasta pequeña el mininibasket logró imponerse al Gran Canaria Claret en las Instalaciones Pepe Armas, de Siete Palmas, por 62-11.

El preminibasket masculino tuvo una doble confrontación este fin de semana. En la primera de ellas venció al Baloncesto Santa Brígida por 64-14. En la segunda se deshicieron del Canterbury por 59-38.

El femenino, en el año de su debut, sigue dejando buenas sensaciones. En su primer choque venció al  BSB por 16-58. En el segundo le dio mucha ‘guerra’ al SPAR Gran Canaria y perdió 23-73.

El benjamín no pudo hacer nada para intentar ‘tumbar’ al Gran Canaria Iberia y cayó por 59-9.

Por último, en la categoría prebenjamín, el cuadro Amarillo doblegó al Gran Canaria Claret por 51-0. En un ‘mini derbi’ entre equipos de nuestra entidad el cuadro Azul, de segundo de primaria, se impuso al Rojo, de primero de primaria, por 41-14.