El minibasket masculino cerró una brillante temporada alzándose con la medalla de plata de Gran Canaria tras perder en una final muy ajustada ante el Siete Palmas por 57-64.

El duelo estuvo marcado por el equilibrio en todas sus fases y esto hizo que se resolviera en la recta final del mismo a favor de los ‘Lobos’.

Diego Rodríguez fue el máximo anotador de nuestro equipo en este choque con 15 puntos.

En las semifinales, y después de un partido muy reñido, nuestro equipo derrotó al Gran Canaria por 49-34. Un 13-5 en el último sexto resultó determinante para vencer al filial ACB.

Octavio Viera, con 10 puntos, se convirtió en nuestro máximo anotador en la cita jugada en el Pabellón Miguel Solaesa.

Destacar que nuestro bloque acabó como líder de la competición regular y esto le da un mayor mérito a su buen rendimiento sobre la pista de juego, pues la competición ha estado muy equilibrada.

El tercer puesto para el Gran Canaria Iberia, que se impuso al Canterbury.